Conoce a Blanche
Tarot Numerología Feng Shui Astrología Parejas Eventos Lectura en Línea
 

El Ying en el hogar

Estas dos fuerzas simbolizan -para la cultura oriental- el principio de la dualidad, presente en todos los elementos de la naturaleza. La armonía surge del equilibrio de estas dos fuerzas que se oponen y se complementan. Es importante que tengamos en cuenta que cuando hablamos de equilibrio no decimos que debe haber igual cantidad de una fuerza con la otra, sino de armonía energética. Un elemento puede tener mayor cantidad de fuerza yin o yang, pero se equilibra con otro que le da lo que compensa esa carencia.

Para los chinos, el yin es la fuerza que representa la oscuridad, la pasividad, la quietud; y por otro lado, el yang representa la claridad (luminosidad), la actividad y el movimiento. Por lo tanto para que nuestras vidas estén equilibradas deben estar presentes ambos elementos. Por eso el Feng Shui deja muy claro que una casa no debe ser ni demasiado Yang ni demasiado Yin, sino compartir equilibradamente ambos principios para que se vea reflejada su armonía en nuestra vida. Si una casa es demasiado Yang o demasiado Yin es fácil caer enfermos, tener accidentes, que nos roben, andar muy alterados o deprimidos, que no llegue la prosperidad a la familia, entre otras muchas posibles situaciones desagradables

Características de un hogar o habitación demasiado Ying

· Lugares que no reciben demasiada luz, especialmente los interiores.
· Una casa excesivamente silenciosa o pocas veces habitada.
· Vivir cerca de lugares asociados a la muerte.
· Presencia absoluta de colores fríos u oscuros como las tonalidades del azul, grises y negros.
· Poco aireada.
· Lugares muy estrechos y llenos de cosas.

 

La solución

· Introducir colores cálidos como las tonalidades rojas, naranja, cremas, amarillos o dorados. Pintando las paredes de esos colores o introduciendo elementos decorativos que los tengan.
· Poner música alegre.
· Introducir el elemento fuego en forma de velas encendidas durante buena parte del tiempo.
· Situar lámparas encendidas en lugares que estén muy sombríos.
· Colocar cuadros que sean de los colores indicados, o que representen amaneceres.
· Situar móviles o campanillas en el techo.
· Airea con frecuencia la casa o la habitación.
· Introduce elementos que representen a la tierra como cuarzos o cualquier otro mineral.
· Procurar hacer espacio y deshacernos de cosas viejas que estén estorbando.
· Introducir plantas.