Conoce a Blanche
Tarot Numerología Feng Shui Astrología Parejas Eventos Lectura en Línea
 

Feng shui en el baño

El baño puede ejercer una de las mayores influencias en la energía de una casa. Por ello es importante no ubicarlo en ninguno de los sectores importantes de la casa relacionados con la riqueza o las carreras profesionales. La consecuencia de colocar el retrete, la ducha o la bañera en los sectores positivos de la casa es que haría desaparecer la suerte de dicho sector al ducharse o tirar la cadena.

La energía yin está muy presente en el cuarto de baño y por lo tanto es una zona propensa al estancamiento. Por ello, no es recomendable excederse con el mobiliario y mantener bien ordenadas las repisas y encimeras. Se recomienda hacer un repaso de todos los productos y cosméticos que guardas en los armarios. Seguro que descubres alguna crema solar de hace varias temporadas o una crema petrificada que llevas tiempo sin usar. El cuarto de baño debe ser un lugar tranquilo y placentero. Una especie de oasis en el que refrescar el cuerpo y la mente. Si la atmosfera que se respira es caótica y desordenada, nos sentimos frustrados y malhumorados. Haz el mismo repaso con el botiquín o el cajón donde guardas los medicamentos. Revísalas y elimina las que hayan caducado. Piensa que los fármacos constituyen un poderoso vinculo con la enfermedad.

Así como conviene guardar los productos y las medicinas donde no las veas a simple vista, por el contrario, mantener visibles las toallas esponjosas añaden una excelente calidad yin al cuarto de baño. Guarda algunas toallas adicionales en módulos abiertos, si es posible en estanterías de cristal, o si lo prefieres opta por módulos de armario con puerta de cristal. También son recomendables las cestas de mimbre.

Evita superficies que ralenticen el flujo de la energía chi, como cortinas o alfombras gruesas, puesto que aumentan el riesgo  de estancamiento y humedad. Asimismo, no coloques demasiados muebles.

Finalmente, unas plantas sanas, verdes y frondosas animarán la energía del cuarto de baño. Y si tienes una ventana, ábrela cada día para ventilar el espacio.