Conoce a Blanche
Tarot Numerología Feng Shui Astrología Parejas Eventos Lectura en Línea
 

LOS ARCANOS MAYORES: EL ERMITAÑO

El ermitaño era el nombre dado en Occidente, desde el siglo III al V, a miles de personas llenas de fervor religioso que, ya para huir de las persecuciones, o bien para entregarse con toda libertad a la vida contemplativa y penitente, se refugiaron en los desiertos de Tebaida y comarcas vecinas en Egipto. Sucesivamente se denominará así a todos los que se retiraron a lugares solitarios, abandonaron sus pertenencias, familias y estilo de vida, para vivir aisladas.

Originalmente el ermitaño era un monje que fijaba su misión en el cuidado y protección de una ermita dedicada a algún santo y, por lo general, en algún territorio despoblado y poco visitado. El retiro del ermitaño se consideraba parte de su vida espiritual y de su entrega cristiana.

En la carta se puede observar a un anciano (lo ancestral, lo antiguo de carácter sagrado) vestido con un hábito (símbolo exterior de la vida espiritual), de color gris (el color de la discreción o de la ocultación). En su mano izquierda, aquella que se conecta con el hemisferio intuitivo y la creación, un báculo, símbolo de la peregrinación (el  viaje al centro místico), que le sirve como apoyo en la andadura pero también como arma y sobre todo como arma mágica. El blanco es el color del paisaje –considerado éste en sentido ritual- por el cual opera la mutación del ser, según el esquema clásico de toda iniciación: muerte y renacimiento.

¿Qué nos dice esta carta? Nos habla de muchas cosas. Por lo pronto de algo que se adquiere con el tiempo, ya que quien aparece en la imagen no es un niño, sino un anciano. Se trata de una persona que ha invertido tiempo en la búsqueda de algo, esta es la razón de porque lleva un candil encendido, y además un bastón para que le sirva de ayuda en los momentos necesarios.

La luz suele interpretarse como el conocimiento y la sabiduría. ¿Y si, este hombre se ha lanzado a la búsqueda de la sabiduría?, y para ello no ha tenido ningún problema en permitir el paso del tiempo, pero un tiempo en el que no se ha quedado parado a esperar, sino que ha emprendido la marcha. Y lo que es más, no le ha importado emprender el camino solo. Nadie va a detenerlo en esta búsqueda del conocimiento y de lo espiritual.

Esta carta implica sabiduría, independencia y recogimiento interno. Claridad y autoridad que se adquiere en la búsqueda de uno mismo: conocimiento interior, prudente sabiduría y análisis. El Ermitaño es modestia y cautela ante la consciencia de que cuanto más se sabe es más evidente lo que falta por saber.


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Feng Shui en el hogar

Las mejores energías con
objetos traidos de todo el
mundo. Vive una vida más
tranquila y feliz junto a tu
familia.

Más aquí >>