Conoce a Blanche
Tarot Numerología Feng Shui Astrología Parejas Eventos Lectura en Línea
 

LOS ARCANOS MENORES Y EL TAROT

Con seguridad ha oído hablar o ha leído  respecto a los arcanos mayores y los menores. Estos últimos son conocidos como el arte de la cartomancia, y corresponde al tarot tradicional español. ¿Cuáles son sus orígenes?, ¿En que consiste la baraja española? A continuación de darán algunas luces para que estas preguntas puedan ser respondidas satisfactoriamente.

El origen del Tarot es discutido todavía en nuestros días por los investigadores de tan fascinante tema, aunque la leyenda del dios Thot egipcio y su libro de las 78 láminas de oro, escrito para los seres humanos, no nos deja indiferentes. Muchos aseguran que  hay claros vestigios de que el Tarot de 78 cartas proviene de Egipto, pero cuando se habla de cartomancia, baraja española, naipes, etcétera, debemos tener muy claro en qué momento se produce una transformación y desaparecen los 22 arcanos mayores del Tarot. Es en el siglo XI, cuando el Tarot, ya conocido como nabis en Italia, comienza a interpretarse sin los 22 arcanos mayores, con una transformación de imágenes que pretenden una afinidad con la sociedad de la época. Así, el palo de Espadas representa, los soldados, el ejército. Las Copas, la corte, la vida fácil, las fiestas. Los Oros, el dinero, las influencias y la opulencia, y, finalmente, el palo de Bastos, los campesinos, el pueblo. En una primera metamorfosis, quedan 56 cartas, para finalmente reducirse a un total de 48, conocida como la baraja española.

El pueblo que trajo este conocimiento a Europa fue la etnia gitana, «los zíngaros», y, como pueblo nómada que transmitían el conocimiento oralmente, el hecho de eliminar los 22 arcanos mayores fue más algo necesario en su vida cotidiana, condicionado por el principio de que sus ingresos procedían del arte de leer la «buena fortuna» a través de los nabis, leer la mano, etc. al pueblo llano. Su música les trajo una fama merecida. En este sentido, ellos mismos comentaban que su conocimiento lo habían adquirido tras su paso por Egipto, lo que les valió que en aquella época les llamaran gypsis, que significa «egipcio». Pero la prohibición de los nabis no se hizo esperar y la Iglesia condenó expresamente esa práctica al calificarla de demoníaca, lo que dio paso a la tercera transformación: la actual baraja española de 48 cartas, que llegó a la península Ibérica camuflada como baraja de juego, sin embargo sólo unos pocos, siguiendo la tradición oral, la ha utilizado para leer el futuro.

Hay otra forma esotérica de contemplar el Tarot tradicional español que se basa en la comparación de una corte feudal, que se divide en poder y grados, donde el Rey y la Reina son los amos su protegido y campeón comandante de sus ejércitos el Caballero, que, en ocasiones, coincide con el hijo mayor, el sabio y valiente embajador que en ocasiones coincide con el hijo menor o la hija menor, y las cartas numeradas del 1 al 10 son el vulgo sometido al Señor y la Señora, como ocurre en el ajedrez, donde los peones están unidos a los movimientos de la Reina, el Rey y su color. Aunque esta teoría no es aceptada por todos los estudiosos. Sin embargo, lo que si es seguro es que  se utilizaron muchos códigos ocultos en juegos y aparentes banalidades humanas.

Bien podemos decir de modo general sin temor a equivocarnos que el Rey representa en su esencia el que gobierna, manda, dirige y tiene el poder; es el principio masculino, el padre, la autoridad.

La Reina, la representación de lo femenino, la madre, la esposa, la hermana, la que influencia sobre el Rey de forma sutil y femenina.

El caballero es el paladín justiciero propio de las antiguas órdenes de caballería: En este sentido, hay quien ve en ellos la representación de los antiguos templarios. Son los intermediarios entre el alma y lo terrenal, el espíritu de lucha y trabajo de forma noble y leal. La Sota es una representación más etérea, que, de igual modo, representa a un hombre que a una mujer; es el intermediario, el mensajero, el que trae las nuevas, el que representa básicamente la juventud sabia.

Acerca de los cuatro palos, existen diferentes explicaciones, que son marcadamente diferentes en función del lugar y la época de su aparición. Se han comparado los cuatro palos con la lanza de Longinos, portador del Santo Grial en el palo de Espadas, el palo de Oros con el cayado de san Pedro, la piedra de santa Colomba con su cruz para el palo de Bastos y la mismísima copa del Santo Grial para el palo de Copas. Hay quien ve un paralelismo con antiguas leyendas celtas, la más famosa o popular los 4 tesoros mágicos, como son la lanza de Lug, la espada de Nuada, la caldera de Dagda y la piedra de Faltera.

Como pueden ver, la baraja española es mucho más que un mero medio para entretenernos, por ejemplo,  jugando a “la escoba” .Posee toda una historia oculta, profundamente interesante, ligada fuertemente al tarot español.


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Feng Shui en el hogar

Las mejores energías con
objetos traidos de todo el
mundo. Vive una vida más
tranquila y feliz junto a tu
familia.

Más aquí >>